¡A por los siguientes talleres y el fin de fiesta!

No hay comentarios

28 febrero 2016



Después de una deliciosa comida en un agradable entorno, nos dirigimos al segundo taller de la 2ª Encuentro de Scrapbooking en Vitoria-Gasteiz.
Esta vez participaríamos en un taller impartido por Marisa Bernal.
Aunque nos asustaba un poco la hora, justo después de comer es cuando te entra el sueñecito… Pero Marisa no tenía ninguna intención de que Morfeo participase en el taller. ;)
Comenzó presentándonos el material que íbamos a utilizar en el taller, la colección “Isabella”. Nos habló, de delicias nocturnas, de primavera sureña, de la avenida de las estrellas, de miel y almendras y de aromas frutales. Nos contó en que se había inspirado para crear esta romántica colección, y que había escondido entre los más pequeños detalles.

Una vez presentados todos los materiales, comenzamos a recortar los detalles de la colección que luego adornarían la portada y el interior del mini álbum. Después continuamos creando una encuadernación muy completa en la cual utilizamos tela, cintas, entredoses… Aprendimos a forrar con tela  y a dar un acabado perfecto al ovalo de la portada.
Para el interior, preparamos un cuadernillo con una adaptación de la costura japonesa. Además nos enseñó como craquelar algún detalle en papel, que luego se incorporaría al mini álbum.
Como se nos echaba el tiempo encima, nos apresuramos  a pegar los elementos que conformaban la portada y dejamos el trabajo preparado para, en casa, añadir las fotos y los adornos al interior.
Segundo taller, terminado. Otro taller, “La belle Vie”, que fue otro éxito.


Con confianza estoica nos dirigimos al último taller del día. Las fuerzas empezaban a flaquear pero sabíamos que el optimismo de Jezabel nos iba animar rápidamente en su taller “Live is beautiful”.
Comimos unas chuches, tomamos un poco de café en la degustación de cafés que tenía preparada nuestra anfitriona (gracias! de todo corazón a Cafés La Brasileña por apoyar el encuentro) y entramos al taller de Jezabel.
Con Jezabel, teníamos que preparar un mini álbum de anilla y la caja en la que iba guardado.
Nos entretuvimos un poco en la tapa de la caja y algunas entramos en crisis creativa ya que el cansancio hizo que nos bloqueáramos un poco. Pero allí estaba nuestra heroína Jeza que en un par de minutos solucionó el problema y empujó de nuevo a todo el grupo. 

Sin darnos cuenta, estábamos colocando los papeles, los meses, los gofrados, acetatos y todo lo que te puedas imaginar en la enorme anilla en la que podremos guardar ordenadas por meses, las fotos de todo un año.
El momento “colocación de papeles en anilla” provocó muchas risas pues parecía que estuviéramos en el bingo, super atentas al papel que teníamos que colocar, siguiendo las indicaciones de Jeza.
Al terminar el taller y con un nivel de cansancio importante, nos íbamos a poner en marcha hacia nuestros respectivos transportes, cuando Ana nos dijo que no nos podíamos ir… ¡¡Faltaban todavía más cosas!!



El último taller también había sido un éxito. ¿Qué más podía faltar?
Y menos mal que esperamos, ya que faltaba el sorteo de regalos que habían aportado los patrocinadores de la jornada.
Y… nuestra Scrapirada Luz tuvo la suerte de ser agraciada con un estupendo lote de Stampam… ¡¡qué envidia!!




Encantadas, satisfechas y agotadas nos metimos en el coche, recuperamos fuerzas en la primera parte del trayecto y ¡cómo no! repasamos juntas todo lo ocurrido en la jornada. Sin darnos cuenta estábamos en casa.
¡Muchas gracias Ana por esta magnífica jornada! y esperando con ganas el #3encuentroscrapbookingvitoria :D




¡Que emoción! Mi primer taller con Roser

2 comentarios

21 febrero 2016

Amanecimos con una fría pero preciosa mañana de invierno. A pesar del madrugón y de ir de puerta en puerta recogiéndonos unas a las otras, nos pusimos las cuatro (si, eramos cuatro, tuvimos la suerte de que Enara se animara... :D) en marcha dirección a Vitoria-Gasteiz con mucho más entusiasmo que el que tengo otros sábados para ir al partido de fútbol correspondiente. 
Menos mal, salimos con tiempo suficiente para no llegar tarde y apuradas.
Cuando localizamos el lugar y cogimos nuestros aperos de scrap subimos al lugar que nos había indicado Ana, la organizadora de esta super fiesta scrapera.
Todo estaba indicado con detalle y buen gusto, desde una decoración coquetísima que nos daba la bienvenida, hasta los carteles que nos indicaban donde era cada uno de los talleres.
Nos dirigimos entusiasmadas a nuestro primer taller con Roser.
Luz y Monika ya la conocían así que sabían cómo eran sus talleres pero yo no. Ufff, que nervios!!
Nos colocamos alrededor de una mesa y desde ese mismo momento empezamos a conocer gente majísima y encantadora: ¡Hola Vanessa!
 
Scrapiradas en la mejor compañia, con Vanessa, Ana y Enara

El taller empezó puntual. Roser nos fue explicando cada una de las diferentes tareas que teníamos que llevar a cabo. Concisa en sus explicaciones, nos dejó margen para combinar los colores que quisiéramos, así como las texturas y los sellos, y la colocación de los diferentes ornamentos.
Se pasó la mañana volando. Cuando quisimos darnos cuenta, ¡Teníamos que recoger!
De las cuatro tareas planteadas, acabamos tres. Nos faltó terminar la trasferencia, pero eso fue más debido a que nos fuimos relajando y estableciendo conversación con las demás participantes, que a la falta de tiempo.

¡¡Por lo tanto, el primer taller fue un exitazo!! Salimos encantadas con nuestros trabajos y no solo eso, al llegar a casa hasta los más escépticos de la familia (adolescente y del género masculino) expresaron lo chulo que es el trabajo de los engranajes. Lo dicho ¡¡Todo un éxito!!

Anabella


Taller de Roser, proyecto de Anabella

Taller de Roser, proyecto de Monika


Taller de Roser, proyecto de Enara


 Taller de Roser, proyecto de Luz



¿Qué esperas cuando participas en un taller?

1 comentario

14 febrero 2016



¡La semana que viene las tres scrapiradas nos vamos de talleres! Si, no me he equivocado, de talleres, ya que haremos tres en uno. ¡Nos vamos a Vitoria, al 2º Encuentro de Scrapbooking que organiza Ana de Scrap House Vitoria! (pero eso ya lo sabéis…)
Ya falta menos de una semana y eso me ha llevado a reflexionar sobre que me motiva a ir a un taller de scrapbooking, a desplazarme a otra ciudad,  a “robar” tiempo a mi familia, a invertir una pequeña cantidad económica...

Hace algún tiempo, cuando empecé a interesarme por este mundillo, oí a una scrapera que ella pasaba de ir a talleres, ya que solo se recortaba y pegaba, que eso ya lo hacía sola, en su casa con un tutorial. ¡Menos mal que no la hice caso!
Haciendo memoria, he asistido a unos cuantos talleres. Unos, agradablemente inolvidables, otros, también inolvidables, que desearía olvidar… pero os aseguro que en todos, toditos, todos he aprendido algo. 

Ir a un taller de scrap no es solo hacer un proyecto (minialbum, LO, tag,…) y llevártelo a casa. Participar en un taller es algo más. No solo la tallerista te va a enseñar técnicas nuevas, que eso puedes verlo en cualquier tutorial, sino es todo lo que hay entorno a esa explicación. Esas pequeñas cosas que aprendes, esos comentarios que hacen de productos que han probado, de porqué utilizar un tipo de papel u otro, de lo que ocurre si lo cortas así o al revés, de la diferencia que puede haber entre aplicar más cerca, más lejos, con más agua, de la utilidad de una u otra herramienta, de cuál es su material favorito y porque lo es…
Además esa experiencia se multiplica exponencialmente con las compañeras que tienes a tu lado, con las que, después de una hora, empiezas a establecer conversación, escuchando y contando la experiencia de cada una.

Luego está la parte más delicada, acabar o no acabar el proyecto planteado pero ese es un tema que no me preocupa mucho. De los talleres a los que he asistido… solo he acabado un taller en el tiempo que había establecido. Pero eso no es culpa de la tallerista, ni de la organización, es MI culpa. No me sirve cualquier texto, o cualquier palabra, no me sirve cualquier foto (aunque lleve 100, ninguna es adecuada al papel al tamaño o a la forma). Vamos que siempre tengo mil problemas o mejor dicho mil disculpas para no terminarlo. ¿Cuál es el motivo? Pues que cada trabajo de scrap que hago, tiene que terminar siendo mío y eso necesita reposo, sosiego y reflejar alguna emoción que bajo presión… no encuentro.
Por lo tanto, lo que espero para la semana que viene, es mucho entusiasmo, muchos secretillos sobre cómo aplicar las técnicas que nos enseñen, y sobre todo, buen ambiente, ya que por aquí, por el Norte, no tenemos muchas posibilidades de asistir a eventos como este.

¿Y tú? ¿Qué esperas cuando vas a un taller? 

Anabella

15 primaveras juntos.

No hay comentarios

07 febrero 2016


Vamos a seguir poniéndonos al día con algunos proyectos que teníamos pendientes.
Este es un taller que hice en Scrap House con Jezabel, al que asistí hace ya algún tiempo. Aunque el contenedor (caja, estructura y hojas interiores) quedo prácticamente acabado, el contenido era lo que había que trabajar cada uno como quisiera.
Me costó mucho elegir un tema para una estética tan dulce y primaveral. Pero al final me sumergí en un proyecto, que aunque me llevo mucho tiempo, disfruté y disfrutaré durante mucho tiempo: 15 primaveras juntos.
Como ese año cumplía 15 años de casada y decidí que me tenía que hacerme un homenaje. La dificultad radicaba en resumir un año en una foto realizada en primavera. Así 15 años quedarían reflejados en 15 páginas. Lo peor fue darse cuenta que durante algunos años no teníamos ninguna foto solos siempre estábamos acompañados por nuestros pequeños vástagos…
No, no contéis, no están los quince años reflejados en estas fotos, ya que podría ser un poco tedioso reflejar aquí todas las páginas. Además como en todo trabajo algunas páginas nos gustan menos que otras...
¡Esperamos que os guste!














scrapiradas © - DISEÑO BY HERPARK